Carta personal

¿Vivo en un universo amigable u hostíl?

 

Se dice que Albert Einstein dijo una vez que una pregunta fundamental que cada ser humano tiene que decidir es: ¿Vivo en un universo amigable u hostíl?  Es una pregunta muy importante de un gran hombre de la ciencia, pero no se puede contestar a través de la ciencia.  La respuesta a esta pregunta no se encuentra en los libros, ni preguntando a los amigos y por supuesto no viendo las noticias. 

 

Creo que muy pocos de nosotros tomamos el tiempo para decidir la respuesta conscientemente.  En vez de decidirla, vivimos nuestras vidas vacilando entre la idea de que el universo es amigable (generalmente cuando nos pasan cosas buenas – por ejemplo, nos va bien en el trabajo, tenemos buena salud, tenemos una pareja agradable, etcétera) y hostil (cuando nos pasan cosas malas – por ejemplo, perdemos lo mencionado arriba).  Vivimos la gran parte de nuestras vidas en la duda, esperando que nuestras vidas, el universo o Dios, por fin nos conteste la pregunta.

 

Nuestra decisión sobre vivir en un universo amigable u hostíl es el lente a través del cual vemos el mundo e interpretamos las cosas.  Al fin de cuentas, las cosas y acontecimientos en sí, no son ni buenos ni malos, en realidad tú lo decides con la interpretación que haces de ellos.

 

Si vivimos en un universo amigable, entonces el mundo tendrá un orden perfecto, una inteligencia, que hace que las cosas que nos pasan sucedan para nuestro bien más alto, para ayudarnos a despertarnos a la paz y la felicidad (el universo es nuestro poderoso aliado);  pero, si al contrario, el universo es hostíl, entonces el mundo tiene la misión de ser un gran “agua fiestas” y tratar de destruir nuestros logros, nuestra felicidad y paz (el universo es nuestro oponente).

 

¿Entonces, en qué universo QUIERES vivir?  Tu decisión es fundamental para dar sentido a las cosas que te pasan en la vida.


Un abrazo,

Martin




¿Quieres Recibir un email cada mes con los eventos de Power Yoga Colombia